lunes, 23 de julio de 2012

promesas pre-bidet

Esta noche te traigo un poema.


Y... no me mires así, sí, sí, seguro también


un pedo bastante regular,


porque seguro me cruzo con Mike


y la lluvia y la ausencia de paraguas,


y hace tanto que no hablamos


y cuando miras la mesa del bar hay


seis cadáveres.


Esta noche, juro, que te traigo un poema,


y un par de manotazos suaves


y un cíclope infinito mientras afuera llueve, llueve, llueve.




Publicar un comentario