sábado, 27 de agosto de 2011

En deuda.

Alguien tendría que compensar a esas buenas personas que llegan a nuestras vidas en momentos inoportunos y dejamos pasar tibiamente.
Publicar un comentario