lunes, 18 de julio de 2011

Contemporáneo.

Hay fuerzas incontrolables.
Misterios indescifrables.
Partir la mente en dos
sin encontrar resultados
visibles
es un ejercicio habitual
en estos días,
y cuando digo días
escribo madrugadas,
escribo cabeza en la almohada,
ojos inmensos.

Publicar un comentario