lunes, 25 de julio de 2011

¿Qué ves?

Ceden ante las olas falsas las barcas ficticias y se arrojan en saltos mortales los marinos de película muriendo así en aguas imaginarias, sus cuerpos de cartón y papel picado serán arrastrados luego a una isla paradisíaca que jamás existió en atlas alguno.
Publicar un comentario