martes, 8 de marzo de 2011

Influencia.

Influencia.

El sol acaricia los techos
los tanques de agua, la copa de los árboles.
Pienso en una bala, en el ¡pum!

Tu pavada es estrella
que caé ahora a cientos de kilómetros
deshaciéndose, en montoncitos de cenizas.

El sol evidencia el polvo en los muebles,
me avisa que hora es con sombras en la pared,
camino despacito a buscar birra.

Tu capacidad de tsunami
arrasa ahora con la tarde y este inédito buen humor,
en el patio miro el cielo y fumo.
Publicar un comentario