miércoles, 9 de marzo de 2011

Mi fulbo.

Hablemos de fútbol. Pero no del Barcelona y su lirismo que me la tienen por el piso. Hablemos de mi barrio, del equipo de mi barrio. Acá de movida somos más Bilardistas que Menottistas. De arranque nomas. Lo más importante es ganar, y si para eso tengo que tirar la pelota a la casa del vecino, o apuntarle a la cubierta de un auto y chau pelota, o jugar de boquilla todo el partido lo hago, lo hacemos. Acá no hay estrellitas. Acá corremos todos iguales, no negociamos el esfuerzo, somos guerreros, hombres, mira ahi vamos con la lanza y el tapa rabos. Acá si le pegan a un compañero saltamos todos. Lo vengamos. Pero no sólo somos impulsos, corazones latiendo, también somos fríos e inteligentes cuando la ocasión lo solicita y no somos negados con los pies, entonces jugas, tocas allá, tocas acá, pero no tiras un caño saliendo del área, lo tiras entrando al área contraria y definís, por que vos, yo, nosotros perseguimos un resultado, no un aplauso. Acá no hay estrellitas, repito, somos todos iguales y después del partido si no hay birra para todos no toma nadie. Así somos.
Publicar un comentario