domingo, 13 de marzo de 2011

Pecado 11.

Décimo primer pecado: No haber escuchado jamás Pink Floyd.
La Pena: El corte inmediato de las orejas.
Publicar un comentario