sábado, 12 de marzo de 2011

Mias.

Yo tengo esta guitarrita.
No sé muchos acordes,
pero de vez en cuando toco
y toco lo que quiero,
aunque suene triste,
aunque esté fuera de moda.

Yo tengo esta voz ciclotímica.
A veces rabiosa otras apagada,
pero de vez en cuando canto
y canto lo que siento,
y tenes manos para cubrir tus oídos
y tenes pies para rajar bien lejos.

Yo tengo palabras en mi mano.
A veces las suelto y vuelan como palomas,
otras caen y como caracoles se arrastran
pero siempre llegan, tarde o temprano llegan.

Y lo mejor de todo esto es que mis palabras,
mi guitarrita con pocos acordes
y mi voz ciclotímica no están en venta.
Brindo por eso!
Publicar un comentario