jueves, 10 de marzo de 2011

Sí, un poco forro.

Nunca me gustó la navidad. No disfruto de regalar ni de que me regalen, detesto los moños, los papeles de regalo. No me gustan las fiestas, los boliches, las grandes reuniones familiares. Me dan por las pelotas los cumplidos, los pésames, las felicitaciones. ¿Qué queres que haga? ¿Que la careteé?
Publicar un comentario