miércoles, 16 de febrero de 2011

Andando

Y bien,
vamos a perdernos por la ciudad,
caminar tomados de la mano
sin que importe lo demás.
Vamos,
todavía podemos hacerlo.
Aún somos jovenes,
aún somos bellos.
En casa tengo un malbec
y cientos de perversiones.
Mi boca rebalsa de versos
y la noche aún no comienza.
Vamos,
todavía podemos hacerlo.
Publicar un comentario