miércoles, 23 de febrero de 2011

Ojeras.


No me da ni un poquitito de miedo el paso del tiempo.
Es más, estoy en mi mejor momento.
Igual seguro esta noche me tiro por el tobogán y mañana me detesto.
¿Eso es ciclotimía, doc?

Publicar un comentario