domingo, 6 de febrero de 2011

Que no se haga costumbre.

Que no se haga costumbre.

Muerdo tu recuerdo,
junto las migas, gotitas,
sostenes olvidados en el parqué.

Ruego tu juego,
rompo relojes, esquemas, papeles
duermo en tu pecho inexistente.
Publicar un comentario