viernes, 11 de febrero de 2011

Cartas que no envío.

No sé que sucede. Pero escribo cartas, fecha en el margen derecho, nombre del destinatario seguido de los dos puntos, todo el texto, la firmo. Digo la voy a entregar. No, mejor mañana, sí, mejor mañana por la mañana, y guardo la carta en el cajón de la mesita de luz. Hoy cuando fui a guardar la última carta (pienso entregarla mañana dije antes de abrir el cajón) me di cuenta que no cabía ni una más. ¿Qué sucede?. Qué sucede conmigo me pregunté toda la noche mientras miraba el techo.
Publicar un comentario