sábado, 26 de febrero de 2011

Que macanudo Doc!

Hace algunos años después de la insistencia de mi madre decidí hacerme análisis completos de orina y sangre. Suelo darle el gusto después de un tiempo.
Fui a buscar los resultados y mi ex quiso acompañarme. Ahí va la situación.

Consultorio. De un lado del escritorio el Doctor con su impecable guardapolvo blanco. Ojeaba los análisis mientras nosotros lo mirábamos. Siempre que me hago análisis tengo la paranoía de que me digan "te vas a morir", así, a secas.
Bueno, el médico levanta la vista y dice:

_Tenes una infección, Mononucleosis. Blah, blah.
_ Ajá y eso? Me voy a morir?
_No, no. Blah, blah.

(continua el diálogo sin importancia, hasta que dice...)

La mononucleosis es conocida como la enfermedad del beso. Tensión en el ambiente. Intercambios de mirada, la de mi ex sobre la mía, la mía sobre la del doc, la del doc...
Después el facultativo la quiso remar. Imposible. El ataque de celos ya tomaba dimensiones extraordinarias. Quizás ahí este la explicación de por que no me gusta demasiado ir al médico.
Publicar un comentario