domingo, 20 de febrero de 2011

Si, no?

Tengo que dedicarme a abrir más puertas y hacer a un lado la afición de adivinar que hay detrás de ellas.
Publicar un comentario