miércoles, 16 de febrero de 2011

Anular.

Anular.

Sentado sobre el banco blanco de la plaza
intento hacer la cabeza a un lado.
Fumo y con el humo no se van mis nervios.
Mis ojos parecen explotar y ese sonido en mis oídos...

Trato de concentrarme en las personas que corren,
contar las veces que pasan frente a mi
pero no logro anular a mi cabeza.
Es dinamita pura, no miento, hermano.
Publicar un comentario